Parcialmente nublado
Temperatura:
17º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 21 de abril de 2019 | Suscribite
CóRDOBA / EL 99% UTILIZA EL SERVICIO DE MENSAJERIA
domingo 17 marzo, 2019

WhatsApp, la red preferida en la campaña para influenciar y captar potenciales votantes

El uso, procesamiento e interpretación de big data será crucial para ganar las elecciones. Las redes sociales en el centro de las campañas.

Nicolás Gerchunoff

VIRTUAL Y REAL. Las estrategias y el modo de utilización que los partidos políticos hagan de estos mecanismos serán los que pueden marcar diferencias importantes Foto: CEDOC PERFIL

Las campañas electorales digitales tienen cada día mayor influencia en el electorado, relegando las formas tradicionales de la propaganda política. Este año, la disputa de los votos en las redes sociales será fundamental para quienes quieran acceder al poder. Las aplicaciones de mensajería directa constituyen escenarios perfectos para seducir votantes de manera masiva.

La información que circula diariamente en las principales redes sociales como Facebook, Instagram, Twitter, WhatsApp y Telegram permiten identificar las inquietudes e intereses de millones de personas en todo el mundo y desarrollar modelos predictivos de comportamientos y consumos. La corporación que dirige Mark Zuckerberg y que incluye las plataformas de Facebook, Messenger, Instagram y, desde 2014, también WhatsApp, tiene unos 2.600 millones de usuarios en todo el mundo.

La penetración social de estos medios digitales queda en evidencia al saber que en nuestro país WhatsApp está presente en el 99% de los teléfonos móviles inteligentes y Facebook posee cerca de 33 millones de usuarios activos mayores de 16 años, es decir casi la misma cantidad de personas que conforman el padrón electoral nacional de 2019.

Algoritmos y emociones. Uno de los objetivos principales del marketing político es definir el público objetivo o la audiencia de la campaña, identificando los perfiles de los posibles votantes para quienes luego se van a desarrollar estrategias de comunicación. El trabajo con big data permite realizar modelos predictivos con inteligencia artificial para lo que se aplica tecnología de punta con herramientas que miden la información y permiten sistematizarla para luego interpretarla, leerla y utilizarla.

“En las grandes consultoras digitales trabajamos con un motor de análisis de sentimientos, que mide la polaridad de las opiniones y comentarios en redes sociales utilizando lo que se denomina procesa miento de lenguaje natural. Analizando palabras, adjetivos, verbos que identifican la polaridad en términos positivos y negativos ante una determinada información”, puntualizó José Norte Sosa, director de la consultora Reputación Digital.

Las mismas herramientas permiten conocer en tiempo real el desarrollo y evolución de un tema en las redes y las reacciones que genera. En este sentido, Norte Sosa considera que Cambiemos está por encima del resto de las fuerzas políticas con grandes equipos de personas detrás de las caras visibles de Jaime Durán Barba o Marcos Peña, lo que podría darles un diferencial electoral importante aún con un contexto económico y social adverso.

“El manejo de las expectativas a través de redes sociales puede compensar una mala gestión y condiciones reales adversas a nivel socioeconómico”, aseguró el consultor. ‛Opiniones permeables’. Un estudio reciente de esta consultora realizado en la ciudad de Rosario sobre cinco mil casos, reveló que el 85 por ciento de las personas contactadas no tiene una definición clara sobre sus preferencias políticas.

“Si a esos datos se suma que la gente no suele contrastar la información que le llega desde las redes sociales, se abre un campo muy importante en el que se puede generar dudas o certezas en el pensamiento de las personas con relación a determinados temas. Los usuarios son muy influenciables respecto de lo que consumen en las redes”, precisó el especialista en big data.

Los equipos de comunicación digital trabajan mucho sobre lo que los especialistas denominan ‘gestión de la incertidumbre’ que precisamente intenta orientar la opinión de las personas en torno a temas, fuerzas políticas o candidatos a través de las redes sociales. “Todo es muy sutil, no necesariamente llegan mensajes explícitos de campaña. Sin embargo hay una coherencia detrás de los mensajes, videos, memes e información que circula en redes sociales, que fue generado en ámbitos de profesionales que los diseñaron detalladamente”, advirtió Norte Sosa.

La era del WhatsApp. La aplicación de mensajería instantánea se ha convertido en el primer medio de comunicación interpersonal a nivel mundial. El 99% de los usuarios de Internet lo utilizan diariamente. En las elecciones de 2015, Facebook fue la principal red utilizada para las campañas políticas en nuestro país, pero las funcionalidades de WhatsApp lo colocan hoy en la cúspide de las aplicaciones.

“WhatsApp y Telegram se han convertido en redes masivas. Llegan a todos los sectores y clases sociales de manera transversal y horizontal en cuanto a edades, género y clase sociocultural. Además, permite conocer referenciación geográfica y es automática, y por lo tanto más rápida que las demás”, explica Norte Sosa para destacar las virtudes de la aplicación de mensajería con relación a las demás redes sociales.

Las características de la aplicación permiten organizar campañas de manera muy segmentada y diferenciada, apuntando a públicos específicos con un mensaje acorde a sus inquietudes y características. Sin embargo, nada garantiza que los contenidos utilizados en esta red no sean falsos. Un claro ejemplo de esto fue lo ocurrido en las últimas elecciones en Brasil donde la difusión masiva de noticias falsas (o fake news) en contra de los candidatos del Partido de los Trabajadores jugó un papel sus inquietudes y características.

Un claro ejemplo de esto fue lo ocurrido en las últimas elecciones en Brasil donde la difusión masiva de noticias falsas (o fake news) en contra de los candidatos del Partido de los Trabajadores jugó un papel estos días.

Las discusiones legales y éticas respecto de la violación de la intimidad, la regulación y utilización de datos privados sin consentimiento, la venta de información y la difusión de noticias falsas, es aún un tema pendiente que va detrás del vértigo que la realidad virtual impone por estos días.

El potencial como instrumento para llegar a la gente está a la vista. Las estrategias y el modo de utilización que los partidos políticos hagan de estos mecanismos serán los que pueden marcar diferencias importantes en el desarrollo de una campaña electoral que ya está lanzada en su faz real y virtual.

La enfermedad de Florencia Kirchner, un ejemplo de viralización mundial

El pasado viernes, la expresidenta Cristina Fernández difundió a través de sus redes sociales un video en el que habla de la enfermedad de su hija Florencia y denuncia una persecución judicial contra ella.

De acuerdo al seguimiento realizado por la consultora Reputación Digital, en las primeras 48 horas desde su publicación el video tuvo 18 mil menciones en redes sociales y llegó a más de 208 millones de usuarios no únicos de Internet. El posteo generó un sentimiento positivo en el 55,4 % de los usuarios y una impresión negativa en el 44,6 % de quienes interactuaron con él.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4606

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard