Despejado
Temperatura:
23º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 20 de abril de 2019 | Suscribite
CóRDOBA / COPARTCIPACION
domingo 10 marzo, 2019

Cambio de estrategia del macrismo en su relación fiscal con municipios de Córdoba

En 2018 la Nación redujo drásticamente el envío de ATN a localidades de la provincia. Durante sus primeros años en el poder, Cambiemos había apuntalado la gestión de intendentes afines a través de estas transferencias discrecionales.

César Murúa

OTRA HISTORIA. A diferencia de lo que sucedía con los K, la sintonía entre Macri y Schiaretti fue más allá de una simple convivencia institucional y se manifestó en apoyos políticos tácitos y explícitos. Foto: CEDOC PERFIL

El juego de las relaciones fiscales intergubernamentales opera en tres niveles. Las transferencias de la Nación a la Provincia, las de esta a sus Municipios y Comunas, y las que el gobierno Nacional envía a las localidades cordobesas. Cada uno de estos flujos de recursos transita por dos vías: una automática, con plazos y montos claramente precisados en la normativa, y otra discrecional, resultado de negociaciones políticas cruzadas.

Las transferencias automáticas predominan ampliamente sobre las discrecionales en cuanto a su volumen. Pero los fondos de estas tienen como atractivo adicional el hecho de que pueden ser destinados a cualquier finalidad.

El entramado es tan engorroso que, según cuenta la anécdota, un especialista internacional en finanzas que estaba de visita en el país, al escuchar la descripción de sus colegas argentinos, lo catalogó de laberinto. Aun así, podría afirmarse que el sistema es más complicado y difícil de desarticular. Una de las múltiples razones de su persistencia es su utilidad para quienes ejercen el poder. Conocer los pasadizos del mecanismo y saber utilizarlo en su propio beneficio es un talento político en sí mismo.

Es común entre los funcionarios de niveles locales o provinciales que peregrinan a la capital -provincial o nacionalescuchar el eufemismo “vamos a gestionar fondos para nuestros gobiernos” Uno de los recursos más apetecidos por las administraciones inferiores son los célebres Aportes del Tesoro Nacional. Los ATN han sido ampliamente utilizados por los gobiernos nacionales desde su creación en 1988. Se trata de fondos de manejo discrecional por parte del Ministerio del Interior que se destinan a financiar gastos corrientes.

El bypass fiscal de los K. Durante el kirchnerismo, los ATN ayudaron a sostener su estructura de apoyo territorial en la provincia de Córdoba. Estos fondos, sumados a transferencias directas de otros ministerios y la obra pública financiada o ejecutada directamente por el Gobierno nacional, conformaron un flujo directo de recursos hacia los intendentes que respaldaban al gobierno nacional y hacían de contrapeso al peronismo local, distanciado de los Kirchner.

El dinero salteaba a la provincia y el Gobierno nacional mantenía su clientela de intendentes prescindiendo del gobernador de turno. Y de paso, los intendentes construían su espacio político sin depender de Unión por Córdoba. Los casos más notables fueron las localidades de Villa María, Villa Nueva, Leones, Villa Dolores, Cosquín o Villa del Totoral.

Los fondos nacionales apuntalaban la gestión de sus intendentes y éstos se erigían como voceros o referentes K en la provincia. Entre 2003 y 2015 Eduardo Accastello, Fabián Francioni, Juan Manuel Pereyra, Marcelo Villanueva y Ernesto Bernabey se alternaron en este rol.

Pero, quizás, el caso más recordado sea el del intendente capitalino Daniel Giacomino, autoproclamado “soldado de la Presidenta”. Los recursos enviados desde la Nación lo sostuvieron durante la crisis de gobernabilidad que afrontó en la etapa final de su mandato.

Los soldados y el teniente de Mauricio. Con la llegada de Cambiemos al gobierno se suponía que estas prácticas llegarían a su fin, en razón de las duras críticas que durante años profirieron los dirigentes del macrismo a ese modelo de construcción de poder de sus antecesores. Pero los datos de transferencias fiscales de nación a municipios muestran otra realidad.

Durante su primer año en la Casa Rosada, Cambiemos envió a los municipios cordobeses poco más de 74 millones de pesos. Al año siguiente los ATN a municipios cordobeses se incrementaron un 630 por ciento. Aquel 2017 en que la coalición gobernante obtuvo un rotundo triunfo en las elecciones legislativas, se enviaron a nuestra provincia casi 470 millones de pesos.

Analizando el destino de los recursos enviados en ese período bianual, se observa có mo la discrecionalidad es un vicio transversal en la política argentina. Con la excepción de Río Cuarto, San Francisco y Alta Gracia, la nómina de localidades que más recursos recibieron durante 2016 y 2017 estuvo dominada por municipios gobernados por la coalición Cambiemos.

Oscar Tamis, intendente de Oliva y presidente de la asociación de alcaldes del PRO, y Gabriel Frizza, intendente de Jesús María y actualmente diputado nacional por Cambiemos, son casos emblemáticos del sostén financiero nacional a estos referentes locales de su partido. Pero en este caso, la diferencia fundamental con el kirchnerismo ha sido la relación con el Gobierno provincial. La sintonía entre Schiaretti y Macri fue más allá de una simple convivencia institucional y se manifestó en apoyos políticos tácitos y explícitos.

Esto mismo sucedió con la transferencia de recursos de la Nación a la Provincia para temas históricamente conflictivos como la Caja de Jubilaciones y la obra pública. El dinero que antes salteaba al gobernador empezó a canalizarse a través de este. El respaldo del mandatario provincial se vio en algunos de los momentos más complicados del Presidente, cuando el cordobés prometió garantizar la gobernabilidad en mayo del año pasado.

Sin la elocuencia de aquel exintendente, Schiaretti alineó su tropa legislativa dos del Presidente, cuando el cordobés prometió garantizar la gobernabilidad en mayo del año pasado. Sin la elocuencia de aquel exintendente, Schiaretti alineó su tropa legislativa al servicio de Macri y con ello dio prueba de su apoyo.

Tambalea la coalición. “Pasaron cosas” y la luna de miel se acabó. La crisis económica que golpea al país y la persistente incapacidad del gabinete nacional para revertirla han debilitado al Presidente. Esto repercute en el escenario local y la estrategia fiscal del Gobierno nacional.

En 2018 la situación cambió drásticamente y desde la Casa Rosada enviaron apenas cuatro millones en ATN destinados a solo dos municipios: Villa Tulumba y Morteros, ambos gobernados por la UCR. En el caótico proceso interno que atraviesa Cambiemos, la mayoría de los jefes comunales de la coalición han quedado del lado de Ramón Mestre o mantienen un llamativo silencio.

Si la intención de la Casa Rosada es que no haya internas y los candidatos se elijan por acuerdo, los voceros de esta postura no son precisamente los dirigentes con mayor presencia territorial ni gestores locales. Schiaretti, mientras tanto, observa a la distancia el desconcierto opositor, hace saber que las obras en marcha en la provincia no dependen de transferencias nacionales y son financiadas con recursos propios, evidenciando algo más de autonomía.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4605

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard