Soleado
Temperatura:
19º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 24 de marzo de 2019 | Suscribite
COLUMNISTAS / tiempos modernos
domingo 20 enero, 2019

Libros y autores que debe leer un joven político

Esta semana se inició el semestre de primavera del posgrado en Consultoría Política de la George Washington University, en Washington DC, y es un buen momento para complementar la bibliografía de que hablábamos en nuestra nota anterior, para que sirva también para el curso.

por Jaime Duran Barba

Diálogo. El presidente recibió a Steven Pinker para analizar el futuro inmediato. Foto: cedoc

Yuval Noha Harari. Es un intelectual con impacto global. Hace menos de un año publicó 21 lecciones para el siglo XXI, texto traducido ya a más de treinta idiomas, que contiene los interrogantes más importantes sobre lo que ocurrirá con la humanidad en las próximas décadas. Lo estudié varias veces, busqué sus bases bibliográficas, terminé leyendo autores sobre los que no tenía noticia. En 2011 publicó Sapiens: de animales a dioses, una historia de la especie en los últimos 30 mil años en la que afirmó que hemos terminado el siglo XX con más poderes que los dioses de las religiones politeístas. En 2015 lanzó Homo Deus, breve historia del mañana, una especulación futurista en la que dice que llegaremos a tener los poderes del Dios monoteísta en el siglo XXI.

Si alguien quiere hacer política, negocios o comprender el mundo en que vivimos debe leer al menos las 21 lecciones o, mejor, los tres textos. Mauricio Macri es entusiasta de Harari, habló con él para profundizar en sus ideas, y recibió luego una larga carta del filósofo. Su equipo discute desde hace años estas ideas. He tratado con bastantes presidentes y líderes de primer nivel del continente y me ha sorprendido qué pocos tenían idea de esta problemática.

Las lecturas de los libros mencionados son imprescindibles, pero se pueden consultar algunos links de interés:

Breve historia de la humanidad: http://bit.ly/historia-humanidad

Cuando ya no esté parte 1: http://bit.ly/cuando-ya-no-este-1

Cuando ya no esté parte 2: http://bit.ly/cuando-ya-no-este-2

El futuro de la humanidad: http://bit.ly/futuro-humanidad

Andrés Oppenheimer entrevista a Yuval Harari: http://bit.ly/humanidad-oppenheimer

Velocidad. La capacidad y la velocidad de las computadoras se incrementan de manera exponencial. Para entender el concepto imaginemos que si un Volkswagen escarabajo se hubiese transformado a esta velocidad desde 1971, hoy estaría alcanzando una velocidad de 480 mil kilómetros por hora, consumiría 4 litros de nafta por cada 3.200.000 kilómetros y costaría tres centavos de dólar.

Más allá de las técnicas modernas, los conocimientos de quienes manejan la política como arte son irremplazables.

El mejoramiento vertiginoso de las computadoras impacta en las ciencias porque todas dependen de la cantidad de información que pueden acumular y de la velocidad con que la pueden procesar. Todos los días el conocimiento científico se acelera, podemos mirar la Radiación del Fondo de Microondas, primera luz que apareció después del Big Bang o saber cómo se cruzaron nuestros ancestros con algunos neandertales pero, sobre todo, existe un gigantesco avance de las ciencias humanas que nos permite comprender mejor cómo somos y cómo nos comunicamos. El mito del individuo racional que participa de la economía y de la política está refutado definitivamente por las ciencias de la conducta. No existe. Mencionemos algunos autores que tratan el tema desde varios ángulos.

Christopher Chabris y Daniel Simons. Son los autores de El gorila invisible y otras maneras mediante las cuales nuestra intuición nos engaña. La relación de nuestro cerebro con el mundo extramental no es transparente. No percibimos todo lo que está ante nosotros, ni todo lo que está en nuestra mente se encuentra en la realidad. No vemos todo lo que está fuera del foco de nuestra atención, ni las realidades que nuestra mente se niega a registrar por prejuicios, ni cosas que contradicen fantasías basadas en  causalidades que hemos inventado, o que contradicen nuestros recuerdos, que en general son imaginados. No hay fake news, sino un fake world. Muchas de las cosas que hacemos en la comunicación política no se ven y en otras ocasiones comunican lo contrario de lo que pretendemos comunicar.

Vale hacer un experimento sobre el tema en este link: http://bit.ly/test-concentracion

Malcolm Gladwell. Habla en su libro Blink de las decisiones rápidas acertadas que un sujeto puede tomar en un área en la que tiene experiencia. Antiguamente, el pensamiento rápido de los políticos era lo único que guiaba la lucha por el poder, antes de que aparecieran y se sofisticaran las investigaciones y las técnicas modernas de análisis político. Más allá de eso, los conocimientos de los políticos que manejan la política como arte son irremplazables. El análisis científico es una brújula, no sirve si no está en un avión, el avión sin brújula no encuentra sentido. Ambos son necesarios para trabajar bien. Gladwell demuestra en David y Goliat que, si se la sabe manejar, la debilidad puede ser una ventaja cuando se enfrenta a un adversario poderoso. En su obra más conocida, The tipping point, describe el momento en que una idea o un comportamiento social se puede propagar como un incendio forestal. Generalmente esto no ocurre con grandes ideas sino con eventos pequeños, dirigidos de manera precisa, que pueden transformar la manera en que las personas perciben los productos y las ideas. Recuerdo ocasiones en que, tras mucha investigación y esfuerzo intelectual, encontramos el tipping point que dio vuelta una campaña.

Ademas de los libros mencionados, citemos unos links:

Malcolm Gladwell: La historia no contada de David y Goliat: http://bit.ly/ted-malcolm-gladwell

The tipping point: http://bit.ly/gladwell-tipping-point

Steven Pinker. Psicólogo experimental y científico cognitivo, provocó gran polémica con su libro Los mejores ángeles de nuestra naturaleza, en el que afirmó que la violencia decrece permanentemente en Occidente. Pinker huye de las teorías sin evidencia empírica y trabaja con evidencias verificables.

Los sapiens fuimos brutales. Cuando salimos de Africa exterminamos a otros seres humanos como los neandertales y denisovos, pero en la medida en que hemos desarrollado una curiosidad positiva por comprender al otro nos hemos hecho menos brutales. En La tabla rasa, explora tres dogmas vigentes en Occidente que se alimentan mutuamente y nos confunden: la “tabla rasa” (la mente no tiene características innatas), el “buen salvaje” (la persona nace buena y la sociedad la corrompe) y el “fantasma en la máquina” (todos tenemos un alma que toma decisiones sin depender de la biología). Esos mitos son la columna vertebral de la democracia liberal que está en crisis. Pinker tuvo una interesante reunión con Mauricio Macri y alimentó intelectualmente a su entorno. Sus textos se basan en una metodología de análisis empírico que choca con la mirada del psicoanálisis dominante en Francia y en el Río de la Plata, como se aprecia en la entrevista que tuvo con Jorge Fontevecchia.

Somos hijos de la evolución. El avance de la ciencia se aceleró exponencialmente y el cambio de los seres humanos también

Los libros indispensables de Pinker: Los ángeles que llevamos dentro, La tabla rasa, El instinto del lenguaje.

Links de Internet:

Steve Pinker y el declinar de la violencia: http://bit.ly/pinker-mito-violencia

El instinto del lenguaje: http://bit.ly/pinker-lenguaje-pensamiento

Entrevista de Jorge Fontevecchia a Pinker: http://bit.ly/pinker-fontevecchia-progresistas

Daniel Kahneman. Siendo psicólogo obtuvo el Premio Nobel de Economía. Su tema ha sido la toma de decisiones y el comportamiento de los agentes económicos, especialmente en situaciones de riesgo e incertidumbre.

La economía es subjetiva como históricamente se comprobó con las grandes crisis partiendo desde la de los Tulipanes, pasando por la de los Ferrocarriles y culminando en el derrumbe de las puntocom. En sus comportamientos cotidianos el individuo se fija más en las pérdidas que en las ganancias, de modo que las pérdidas moderadas son valoradas al doble que ganancias del mismo tamaño. La aversión a las pérdidas se manifiesta también cuando para desprendernos de un bien, exigimos una compensación mayor que la cantidad que estamos dispuestos a pagar por adquirirlo. La toma de decisiones en situaciones de incertidumbre supone un proceso de valoración subjetiva de probabilidades, que usa la información disponible y aplica reglas básicas que tienden a producir errores sistemáticos de graves consecuencias.

El texto más importante de este autor es Pensar rápido, pensar despacio.

Links de internet interesantes:

El futuro del trabajo: http://bit.ly/futuro-trabajo

La maquinaria de la mente: http://bit.ly/maquinaria-mente

Franz de Waal. Somos hijos de la evolución. El avance de la ciencia se aceleró exponencialmente. El cambio de los seres humanos también. Existe además mucha investigación acerca de nuestras raíces. Para entendernos a nosotros mismos es bueno comprender a los otros seres vivientes. Nuestro cerebro se conformó a través de una evolución que duró millones de años y también nuestra ética, que es en buena parte instintiva.

De Waal es un investigador que encuentra que tenemos una moral instalada genéticamente, semejante a la de otros animales y particularmente a la del bonobo, un chimpancé con el que compartimos el 96% del ADN.

Los mandamientos comunes a todas las religiones están también en el bonobo y en otros animales. Al igual que nuestros primos simios, defendemos a un anciano cuando lo golpea un joven, protegemos al cachorro huérfano, sentimos que es buena la justicia. Algunas decisiones, especialmente de orden económico, pueden ser explosivas cuando atentan contra la ética del bonobo, si las medidas que se toman parecen afectar a los ancianos, a los débiles o a la vida.

El libro central de De Waal es El bonobo y los diez mandamientos. En busca de la ética entre los primates.

Sitios de internet que vale visitar:

Comportamiento moral en los animales: http://bit.ly/comportamiento-moral-animales

La justicia entre monos capuchinos: http://bit.ly/justicia-monos-capuchinos

David Owen. Fue un psicólogo inglés, canciller de Reino Unido, que trató personalmente con muchos mandatarios. Encontró que con frecuencia eran víctimas de lo que nosotros habíamos llamado “enfermedad del palacio” y Owen lo denominó síndrome de Hybris, usando esta palabra griega que significa desmesura, soberbia.

Lo sufren quienes acumulan poder en cualquiera de sus formas, es frecuente entre políticos, empresarios, intelectuales y artistas. Lo adquieren más fácilmente quienes son inmaduros psicológicamente, tienen una formación intelectual endeble, sufren de carencias emocionales, orgullo desmesurado, alejamiento de la realidad. Cuando el poder se desvanece, las víctimas del síndrome suelen sufrir cuadros depresivos. No perderse en los laberintos del poder es bueno para servir eficientemente a su país y para la salud mental.

Owen tiene dos libros excelentes: En el poder y en la enfermedad. Enfermedades de jefes de Estado y de Gobierno en los últimos cien años y The Hubris Syndrome: Bush, Blair and the Intoxication of Power.

Zygmunt Bauman. Ha pensado sobre cómo todo se volvió líquido, fugaz. Luego de leerlo es fácil entender el sinsentido de anclarse en viejos conceptos y creencias. Bauman escribió muchos libros, pero me parece particularmente interesante Tiempos líquidos.

Existe una interesante entrevista de Jorge Fontevecchia a Bauman: http://bit.ly/bauman-fontevecchia-populismo

La música impulsó la transformación de Occidente, especialmente el rock, que cambió la mente de millones de personas. Terminemos el artículo escuchando una versión de Echoes de Pink Floyd, una de las bandas que protagonizó esa revolución.

Echoes Pink Floyd: http://bit.ly/echoes-pink-floyd

*Profesor de la GWU University. Miembro del Club Político Argentino.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4578

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard