Despejado
Temperatura:
24º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 15 de diciembre de 2018 | Suscribite
BLOOMBERG / NIGERIA
lunes 12 noviembre, 2018

La mayor democracia de África lucha contra el fraude electoral

Mientras se acercan las elecciones generales de febrero en Nigeria, el país está en una carrera para acabar con la pesadilla del sistema electoral de la mayor democracia de África: el fraude.

Dulue Mbachu

Islamist Fighters Step Up Attacks With Nigerian Election Looming Foto: Bloomberg

Mientras se acercan las elecciones generales de febrero en Nigeria, el país está en una carrera para acabar con la pesadilla del sistema electoral de la mayor democracia de África: el fraude. El robo y la compra de papeletas, la votación de menores de edad y votos múltiples, falsificación de resultados y la supresión de participación en áreas opositoras son algunos de los abusos que la Asamblea Nacional está tratando de abordar con la nueva legislación. El proyecto de ley, aprobado el mes pasado, surgió de las conversaciones entre la presidencia, los legisladores y grupos ciudadanos. Mientras espera la firma del presidente Muhammadu Buhari, el tiempo se acaba

“Pusimos mucho trabajo en el proyecto de ley y creemos que muchas de las disposiciones son positivas", dijo Clement Nwankwo, presidente de Situation Room, una coalición de 71 organizaciones cívicas que monitorean el proceso electoral. "Si no se firma ahora, realmente habrá preocupaciones".

Dado que el poder estatal es considerado la ruta más corta a la riqueza en el mayor productor de petróleo de África, la competencia para llegar al poder se ha intensificado desde que terminó el gobierno militar en 1999. Para contrarrestar las malas prácticas, en 2015 la comisión electoral introdujo lectores de tarjetas de votantes biométricas, cuando Buhari se convirtió en el primer candidato opositor de la nación de África Occidental en llegar al poder en las urnas.

Fraude a la luz del día

“El lector de tarjetas ha reducido el amplio fraude a la luz del día de las elecciones”, dijo Idayat Hassan, director ejecutivo del Centro para la Democracia y el Desarrollo en Abuja, la capital. "La tendencia ahora es comprar votos, desbaratar elecciones en bastiones de la oposición, lo que a menudo conduce a una elección no concluyente".

La nueva ley exige que los votantes sean verificados biométricamente antes de emitir su voto, un cambio respecto del pasado cuando llenar un formulario les permitiría a aquellos que no podían ser identificados adecuadamente obtener una exención para votar. En las zonas donde los lectores de tarjetas no funcionen, la votación se suspenderá hasta que sean reparados. Los resultados también se transmitirán electrónicamente a los centros de compilación y se mostrarán copias impresas en las unidades de votación.

No todos son optimistas de que funcionará. Durante las dos recientes elecciones de gobernador en los estados del suroeste de Ekiti y Osun se produjeron abusos. En ambas ganó el gobernante Congreso de Todos los Progresistas (APC) en circunstancias controvertidas, y varios grupos de observadores independientes consideraron el voto de Osun, en particular, no creíble.

Los problemas del partido gobernante

Incluso dentro del APC de Buhari, las primarias para elegir candidatos para gobernadores y legislaturas nacionales y estatales se vieron envueltas en disputas sobre denuncias generalizadas de malas prácticas. Para la votación nacional, otras inquietudes van desde las dudas sobre la integridad de los sistemas informáticos, sospechas de neutralidad del personal de la comisión electoral, el papel de las fuerzas de seguridad y el uso de matones por parte de partidos rivales.

El Partido Democrático Popular (PDP), la principal agrupación de oposición, acusó a Buhari, quien busca un segundo mandato en una estrecha carrera contra su candidato, Atiku Abubakar, de planear una manipulación de la elección, una acusación que niega tajantemente.

“El presidente tiene un solo voto, los gobernadores tienen un voto cada uno”, dijo Buhari, de 75 años, a una delegación de las Naciones Unidas y la Unión Africana. "Dejen que las personas votan por quien elijan, sin que su voluntad sea manipulada". Un día después de los comentarios del presidente, un grupo cívico conocido como Nigerianos Preocupados denunció que el portal de compilación electrónica de la comisión electoral, conocido como INEC, había sido manipulado para que los funcionarios partidistas influyeran en los resultados.

El INEC desestimó la acusación. “Al contrario, la comisión ha ido mejorando y fortaleciendo sus procesos y procedimientos desde 2015", señaló el portavoz Rotimi Oyekanmi en un comunicado. Además de un buen desempeño por parte de la comisión electoral y la moderación de los políticos en el uso del dinero para comprar influencia y votantes, las fuerzas de seguridad podrían desempeñar un papel importante en decidir si Nigeria puede tener un voto libre y justo.

Sin embargo, el talón de Aquiles de cualquier reforma electoral puede ser la mera desesperación de su pueblo. Casi la mitad de los 190 millones de habitantes de Nigeria vive con US$1,90 o menos al día, según el Banco Mundial. "Se están introduciendo buenas medidas para detener algunas de las escandalosas instancias de fraude", dijo Gozie Agbakoba, quien cumplió dos mandatos en la Cámara de Representantes por el PDP entre 2003 y 2011. "Pero detener la comprar votos en un país donde casi la mitad de la población vive en la extrema pobreza es lo más difícil".


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4479

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard